sábado, 10 de noviembre de 2012

Media naranja: en contra de Lois Lane

Francamente, no desearía ser Clark Kent por un simple motivo: Luisa Lane. Tal vez equivoco y divago en mis pensamientos, pero me refiero a, ¿por qué le gusta Luisa Lane? ¿Quién es realmente ella? Una periodista de un diario amarillista, que se burla de su compañero y le gusta sentir la emoción del peligro, arriesgándose innecesariamente, detrás de conspiraciones no siempre reales, vendiendo violencia y escándalos políticos, entre muchas cosas.



Una persona que subestima a sus compañeros y a toda costa desea ganar un premio que pueda darle cierto prestigio, esa es Luisa Lane. Tras años de acosar y ponerle pruebas a Clark, finalmente Superman le revela su gran secreto. Recién logra ver quién es el hombre con el que compartía espacio en su trabajo y sin embargo es incapaz de captar la herencia y peso que el superhéroe de Metropolis lleva sobre sus hombros.
 
Luisa parece una mujer inteligente, trabajadora y moderna, pero resulta feminista, deseosa de demostrar que tiene un poder y capacidades por encima de la de los hombres, por eso coquetea con los poderosos y los humilla rechazándolos. Nunca dedicó una sola nota a los desfavorecidos, excepto cuando los oprimidos vendían primeras planas. Obsesiva y caprichosa, ella encontraba protección en el Hombre de acero, no a su mitad que la complementara por sus ideales y sueños.

El truco
Superman la admiraba por su capacidad para no tener miedo, para vivir bajo riesgos a pesar de su situación humana, tan frágil. Mucho se ha dicho de que ella fue quién le enseñó que es la humanidad, pero fueron sus padres (Martha y Jonathan Kent) quienes le dieron el mayor don: distinguir el bien del mal, darle ejemplo, para tomar las decisiones correctas en cualquier situación, ante cualquier crisis.

Entonces, ¿por qué querría un hombre compartir su vida con una mujer así? Podría ser capricho de los guionistas, un reflejo de la idiosincrasia estadounidense y hasta una manera marketear (vender) la pareja y sus problemas en Metropolis. Una mujer que cada día teme ver muerto a su esposo, que sabe que en el fondo no es invencible y que debe guardar silencio, esperar hasta la noche para saber si esta vez no murió. Parece fuerte, ¿no? Aparentar fortaleza y frialdad pero morir cada día por dentro, temer por su ser amado con quién no puede tener hijos.

Pero no se dejen engañar, esto solo es parte de los arreglos y juegos para sensibilizar a la gente. Para que todos tomen ese lugar momentáneamente y vean lo necesario que es el superhéroe en el mundo entero, pues él es la representación del sistema americano y su ideal de vida. Pura propaganda yankee. No hay fortaleza en eso, ni nada de admirable.

Este juego del nerd que vive oprimido y un día finalmente puede mostrar quien es en el fondo, que vuela por los cielos y consiga a la chica "bonita", es una de las historias más clichés de los comics. Pero tras este pequeño análisis, esa no es una mujer que valga la pena, no es a quien preferiría de pareja si fuera Clark Kent. Aunque no sea el mundo real, este icono de poder femenino que representa Luisa Lane es muy poderoso; compite con Wonder Woman y Rosie la remachadora, ha influido en muchas mujeres y a pesar de eso, nunca se le ha visto sufriendo de un dolor menstrual.


Mi novia Pamela
Definitivamente no es a quien yo tendría de pareja. Mi novia en cambio es la merecedora de premios y mi admiración, la imagen de feminidad y constancia. La he visto llorar de impotencia y levantarse, sobreponiéndose y superando cada reto que se le ha cruzado en su camino. La he visto adolorida y cansada, a pesar de lo cual no ha dudado en sacrificar su tiempo y salud para ayudar a viejecitos, extender su mano a quien lo necesite. Escuchando a sus amigos y dándoles una sincera opinión, comprendiéndolos y a mí también.

Una periodista que de verdad lucha cada día por mantener sus ideales y ética, porque no es fácil y en muchos casos las personas que uno admira resultan débiles y decepcionantes. Una chica que desea reír, cantar, bailar y compartir con su familia y amigos los fines de semana, no pasarla tras una cámara, tras un escritorio. Realmente independiente (profesionalmente) y a la vez dependiente (sentimentalmente), sobre todo tolerante y llena de buenas intenciones que busca hacer realidad. Con errores pero tan humilde que es capaz de admitirlos, aprender, y tan perfeccionista que no se permite errores de ningún tipo. Podría decir mucho más de ella, porque esta nota fue sólo para decir lo genial que es, pero temo se enamoren de ella como yo lo hice.

En la realidad o en la fantasía, Pamela es la mujer de mis sueños, la persona que deseo ser, a quién admiro. No digo que todos deban admirarla, aunque no me sorprendería que lo hagan. Como amigo, compañero de trabajo y pareja, además de lector de comics, puedo decir a ciencia cierta que si existiera un Ubermench, si yo fuera Superman, Luisa Lane no sería la media naranja del azuloso, sería Pamela.

2 comentarios:

Sirius Quel Droma dijo...

Comentario con spoilers advertido.

Pues amigo, luego del reboot DC, Luois Lane, no pesca ni por asumo a Clark, quien actualmente está en un romance con Wonder Woman y la cosa va para serio parece, mientras en las primeras páginas de Catwoman, se la ve en una escena tórrida con Batman, pero en plan affaire, nada serio al parecer, aunque en mundos paralelos en tierra 2, esta pareja se casó y su hija era el robín de su mundo, la actual "cazadora"... no digo más. Pues no sería raro que retomaran la idea dejada al final de the kindom come, en que el hijo de Clark con Diana tiene como mentor a Bruce, quien sabe.

Saludos

Alejandro Manuel dijo...

¿Sirius? Pues bien, me alegra mucho, aunque no veo como 2 semidioses pueden volver nuevamente a las andadas. Si recuerdo el desastrozo final que ldieron a Kingdom COme cuando Magog asesina a los Superman por todo el multiverso y al final es su hijo (de espantoso traje) quien le salva =S